lanaturaleza

La Naturaleza: Luna / Mar

“Para Laura, la naturaleza es parte de ella, no puede no ver y disfrutar de la belleza, del gran regalo de Dios para el hombre, como lo es todo lo creado”.

Ella observa la belleza de todo lo que está ahí afuera, sin importar la circunstancia; esté en buen o mal momento de su vida, enojada o feliz, con resistencia o fluyendo; vive íntimamente ligada a todo eso.

Le fascina ver un atardecer o un amanecer, un cielo azul o un cielo negro cargado de nubes; le encanta ver llover, ya sea ligera o torrencialmente; le cautiva sentir el calor del sol en su piel, porque la llena de energía, salud y emoción.

Disfruta el bosque, la selva, el desierto, la montaña… pero lo que más le gusta es… la luna y el mar.

Ella es la luna, así se ve. Está totalmente ligada e identificada con la luz y el brillo que ésta emana. No puede dejar de buscarla cada noche en el cielo, se extasía ante ella cuando la encuentra.

Su signo es Cáncer, y dicen, para los que creen en el zodiaco, que la luna rige a este signo. Laura cree esto, y por lo tanto, la luna la rige.

El brillo de la luna, sus fases, su luz y sombra, su dúo con el sol, le parecen tan similares a la vida misma, a lo que le toca vivir. Laura a veces brilla, no siempre es la misma, unas veces está grande y poderosa, otras, tan chiquita que casi pasa inadvertida; se siente igual de bella que la luna, sabe que da luz a los que la rodean, pero que también puede ser sombra.

El mar es su recarga de vida, no puede dejar de mirarlo cuando está frente a sus ojos, se hipnotiza por su vaivén interminable.

La descripción que le da al mar también hace alusión a lo similar que puede ser con la vida: calmado o violento, claro, transparente, oscuro e impenetrable, cambiante, poderoso, impredecible, traicionero, acogedor…

Una de las cosas que la hace sentir más viva es meterse al mar, sumergirse y dejarse abrazar y acariciar por él; se revitaliza, se recarga, cambia de humor, se siente plena y saludable, llena de energía y emoción; se rinde ante su grandeza, se limpia y purifica, pero ante todo, sale dispuesta a vivir la vida y a enfrentarla como venga.

Querido amigo y amiga que me lees, te invito a reflexionar en la naturaleza con este escrito hecho en tercera persona, para que encuentres aquello con lo que te identificas, y cuando lo hagas, busques las similitudes que tiene contigo y tu vida.

Es una manera diferente, romántica, de empoderamiento y apasionada, de tomar de estos elementos y características el autoconocimiento y fuerza para enfrentar la vida, para tomar decisiones, hacer modificaciones y fluir con mayor seguridad en el día a día.

Escribir puede resultar una terapia maravillosa y sanadora, en todos los aspectos, de consciencia y descubrimiento. Así que toma papel y pluma, y escribe en tercera persona, viéndote desde afuera y analizando tus características, tus virtudes y defectos, tus fortalezas y debilidades, para que te conozcas más.

Esto es una mirada diferente y más amplia hacia ti mismo, ¡explórala! Probablemente resultará una experiencia increíble y enriquecedora para ti.

“La Naturaleza es fuente de vida, sabiduría, salud y plenitud”.

¡Gracias por leerme!

LA VIDA ES HOY

Deja un comentario