ejercicioconsciente

Ejercicio consciente

¿Cuántas personas conoces que tienen años de ir al gimnasio y que no se les nota un progreso, un cambio físico o emocional, o personas que se quejan de la misma situación? La respuesta a esto está en la consciencia de cuando se hace ejercicio.

Esto significa, que cuando se realiza esta actividad física, sea el ejercicio que sea, es importantísimo mantener la atención y el pensamiento en el movimiento que se está haciendo, esto hará la diferencia.

Cuando se ejercita al cuerpo y se dirige la atención al movimiento que se está realizando, éste será productivo, pues la orden que recibe el músculo es directa, y por consiguiente, efectiva.

Cuando haces conscientemente ejercicio, generas una energía positiva y una atención plena que invade tu cuerpo, lo cual provoca un efecto placentero.

Es importante que para lograr esto, el ejercicio elegido sea de tu agrado, que te sientas alegre y motivado, de esta manera todo fluirá.

El ejercicio consciente se hace deliberadamente más lento, respirando, inhalando y exhalando, al mismo tiempo que contraes y sueltas el abdomen. De esta manera, la tensión y el trabajo muscular serán muy efectivos, y también cuidarás y protegerás tu cuerpo de lesiones, porque, repito, estás en atención plena y amorosa.

Comienza a ejercitarte poco a poco y con paciencia, tu cuerpo se acostumbrará cada día y semana, y adquirirá más resistencia y fuerza.

A veces te dolerá y sentirás que ya no puedes más, pero en ese momento la mente maravillosa y poderosa cobrará su papel principal e infundirá poder sobre el cuerpo.

La atención plena en la acción no sólo resulta eficaz y mejora a nivel físico, también fortalece la mente, la fuerza de voluntad y la resistencia. Por lo que repercute de forma positiva en otras áreas de tu vida: la personal, familiar y laboral.

En el ejercicio no sólo trabajas lo físico, también estimulas tu sistema circulatorio, nervioso y respiratorio, tu metabolismo y los huesos. Como te puedes dar cuenta, los beneficios son múltiples, además mejora tu autoimagen, autoestima, flexibilidad, y la manera en la que te mueves dentro de la vida.

Comienza HOY a practicar el ejercicio consciente. Lánzate a la aventura maravillosa de cuidar tu cuerpo de adentro hacia fuera.

Existen diversos deportes en los que puedes comenzar a ejercitarte, por ejemplo: correr, ciclismo, yoga, pesas, calistenia, tai chi, pilates, body barre, ballet, baile, gimnasia olímpica, aerobics, spinning.

Explora y decide qué es lo que mas te gusta, qué se adecúa más a tu estilo de vida, lo que va más con tu personalidad, si te gusta entrenar al aire libre o en el interior, si eres audaz o precavida, fuerte o más frágil. Lo que descubras es lo perfecto para ti.

Te invito a que sientas la alegría y sensación de triunfo que da cuando terminas tu entrenamiento cada día. Mientras te ejercitas, tu cerebro produce varias hormonas; una de las más importantes son las endorfinas, y se generan al momento de realizar una actividad física. Éstas llenan de bienestar y placer, disminuyen sentimientos de tristeza, frustración o enojo, y los sustituyen por sentimientos positivos, estimulantes y motivadores. ¡Seguramente ese día serás más feliz y productivo!

Te dejo esta frase que te ayudará día con día: “reto, motivación, hábitos=consciencia y plenitud”.

Gracias por leerme.

LA VIDA ES HOY.

Deja un comentario